domingo, 4 de mayo de 2014

LOS ADIOSES

Desde que te fuiste de mi lado
es más grande la mar.
Cuánto recuerdo el paquebot magnífico,
el que, al desatracar,
al librar lentamente la machina
y enfilar la canal,
parecía un jirón que le arrancaban a la ciudad.
Y floreció su borda de pañuelos,
y el remanso de paz
se llenó del dolor de su sirena
en un adiós final,
 y se hundió en el azul, y, desde entonces,
es más grande la mar.

Del libro de poesías,"Barlovento" de Jesús Cancio.

4 comentarios:

Indigo Horizonte dijo...

Amo la mar. Y la mar se hace grande, sí. Muy grande cuando el barco se va.

Moni Revuelta dijo...

Desde el mar de dudas en que navego le susurro al viento que falta menos para volver a verlo... Por si puede decirselo

José Fernández dijo...

Hace cuatro años, Manuel Adolfo Muela García, Pte. de REHISAN, Santoña, organizó en apoyo de la Asociación y en homenaje a los hombres de la mar y sus naúfragos, un acto cargado de emoción y sentimiento en Santoña.El pasado 4 de Junio, de modo inesperado, su partida definitiva dejó naúfragos a los amantes de la vida en la villa marinera. Sus restos reposan en la bahía. Es providencial la coincidencia del adios que expresa la foto y la poesía. Descansa junto a los que más amaste y siempre gracias. Que Dios te bendiga

AGMPRISMA dijo...

Parece que hemos coincidido en el título de la entrada, con Barlovento, un elección genial de mi paisano Jesus Cancio Corona.
Solo darte las gracias, nos vemos en la mar.