sábado, 23 de noviembre de 2013

LA CALOCA

Este es un buen año, las vivas mareas y temporales habidos están dejando una buena cosecha de algas.

 Por arenales y rocas da gusto oler a "caloca" y los "caloqueros" trabajan duramente en esta tradición tan arraigada en los pueblos y puertos de nuestra costa.

Pocos quedan, pero la dichosa crisis en todos los sectores ha hecho que se vuelva a esta fuente de recursos.

Poco a poco, con gran esfuerzo y paciencia las irán amontonando para después sacarlas y extenderlas a secar  por las dunas y los prados.

Una vez seca, para evitar que se pudra, se guardará en lugar seco y aireado.

Sus usos son variados, culinarios, medicinales... pues de ella se extrae una sustancia gelatinosa llamada "agar".

En la cocina se utiliza como espesante para sopas, en los helados y algunos postres y como agente aclarador de la cerveza.
  
Y entre los usos medicinales se utiliza como laxante, tratamientos catarrales y problemas estomacales.

Si os dais un paseo por nuestras playas y arenales, ahora es el momento de tomar un puñado de "caloca" y disfrutar de su textura, sus colores y sobre todo de su agradable olor.

4 comentarios:

Cabopá dijo...

Muy interesante, nunca había oído hablar de la "coloca", sí, del "agar", sé que es un medio de cultivo y se usa en análisis microbiologicos.

Besicos

AGMPRISMA dijo...

Precioso homenaje para tan duro trabajo, que bonito es ver los praos llenos de oca.
Un saludo

Indigo Horizonte dijo...

Interesante y curioso... mañana tengo algas en mi menú ;-) Abrazo. Grande.

Kike Payá dijo...

Interesantísimo, como el resto del blog