viernes, 11 de octubre de 2013

LAMPEDUSA

La tragedia volvió a repetirse una vez más. ¿Cuantas más serán necesarias para que la indiferencia social a la que nos hemos acostumbrado no nos impida ver, y miremos sin desprecio a esos desdichados que nacieron en la "cara mala" del mundo y no entran en los planes del mundo "desarrollado?.

Desde el año 1990, el mar ha arrojado hasta las playas de la isla italiana de Lampedusa, más de 8.000 cadáveres, hombres, niños, mujeres embarazadas.... ¿Cuantos más ha de arrojar el mar para que los comisarios europeos den respuesta a las preguntas que les lanzó la alcaldesa de Lampedusa?.

“El mar está lleno de muertos. Vengan aquí a mirar el horror a la cara. Vengan a contar los muertos conmigo”.
 “¿Cuán grande tiene que ser el cementerio de mi isla?”.

 La respuesta  oficial no le ha llegado. En el cementerio ya no hay más tierra para tumbas sin nombre.

Muchos hemos llorado viendo las imágenes, pero todos somos culpables.

2 comentarios:

AGMPRISMA dijo...

Que buena entrada y que sensible es, a veces es mejor oir el mar.
Un saludo y descansen en Paz.

ñOCO Le bOLO dijo...


Lampedusa es solo un reflejo de nuestra miseria. La de un mundo occidental que se mira el ombligo mientras explota a sus semejantes.

· un abrazo

· CR · & · LMA ·