domingo, 9 de abril de 2017

CAPITÁN

Se alzó la vela al viento
con rumbo hacia el infinito
se fue el barco a la deriva
sin conocer su destino

Se despidió el capitán
y quedó la tripulación
esperando que una ola 
los despertara del sueño

Capitán noble y bello
dejó su lección en tierra
dejó su vida y su aroma
y se fue sin regreso

Capitán de frente alta,
capitán de firme porte
capitán de risa franca
capitán de todos era

Quedó el mar sin su amante
quedó la tripulación a tientas
quedó el barco a la deriva
quedó en el alma una pena

Y al mirar el horizonte
veremos una luz eterna
entre el cielo y el mar la llamada
del capitán que no nos deja
de nuestro capitán que nos espera

Entre mis ALAS
Alejandra Castillo de la Llosa,
 Editorial Circulo Rojo

2 comentarios:

Indigo Horizonte dijo...

Hay capitanes que dejan en nosotros ventanas abiertas. Ventanas en nuestra espalda. De par en par quedan. Y sopla el viento. Arrecia. Y no hay marinero que cerrarlas pueda. Y sopla el viento. Y sopla. Y un día quizá, quizá un día. Quizá sí. Pero, hasta ese día, ni viento ni marinero. Solo ventanas, ventanas abiertas.

Abrazo enorme.

mjesus dijo...

Que bonito escribes, sin duda hace pensar
Un abrazo