lunes, 1 de julio de 2013

HOMENAJE EN PLENTZIA

 Plentzia, placentero lugar, hasta esta Villa marinera fuimos este año a homenajear a nuestros náufragos, ("invisibles, nunca ausentes").
  La mar ha ido forjando este bello pueblo vizcaíno rodeado de laderas con suaves y verdes pendientes, que parecen entregarse al azul del Mar Cantábrico, el mismo mar que ha forjado el carácter de sus gentes y que nos rindieron los más grandes honores y nos abrieron puertas y corazones.
 No se sintieron solos, los náufragos estuvieron muy bien acompañados, presentes y rodeados de buena gente.
 Si, lloramos, porque cuando la emoción aflora es imposible contener las lágrimas pero nos confortamos unos con otros entre abrazos, cantos y sollozos.
 Y salimos a la mar, una mar que nos transmitió calma y sosiego y escuchó nuestros ruegos.
 Los ruegos de todos, vascos, madrileños, cántabros, gallegos...., el mar no tiene fronteras y aunque muchas veces distancia, siempre nos acerca.
 A él le entregamos las flores, él sabe donde las tiene que llevar....
....por un mar en calma, con un horizonte limpio, las vimos navegar.

Muchas gracias a todos los que contribuiste y os volcasteis para que todo saliera bien, autoridades civiles y religiosas, vecinos familiares y amigos.

6 comentarios:

Índigo dijo...

Emotivo recuerdo. Me he emocionado al leerlo.

homesdepedra dijo...

Como siempre emocionante el homenaje y el reencuentro con tantos y tan buenos amigos/as.
Un diez para la organización y nos va a costar mucho poder superarlo el año próximo en Muros.
Pero ya estamos trabajando para haceros sentir en este rincón de Galicia, como en vuestra propia casa.
Un fuerte abrazo a todos/as.

AGMPRISMA dijo...

Que bonito homenaje y que emotivo al igual que la entrada genial.
Que no se pierdan las costubres...
Que descansen en Paz.

AMADO MIO dijo...

Náufragos de la mar, que no del amor: es emocionante ver cuánto amor hay entre los náufragos del mar y de la tierra.

Marina dijo...

Plentzia, precioso lugar ciertamente.

Emotivo homenaje al que me uno.

Besos desde tierra adentro.

Manuel dijo...

Bonita y emotiva entrada; esos homenajes no se deben perder nunca, ¡son tantos los que la mar se ha llevado! que se debería hacer en todos los puerto de pescadores.
Un abrazo.