miércoles, 1 de diciembre de 2010

EL MAR NO SE PUEDE PARAR

Agua del aire,

viento del norte,

verde y culpable.

Y las olas que no paran

y las olas por favor que no se paren.

Aire en el agua, sol de agonía,

espuma blanca, sobre las olas caían.

Las olas que no paren todavía.

Si alguna vez el mar se calla

si alguna vez no baila el agua.

Si alguna vez quiero un deseo,

es navegar con el agua de nuevo.

El mar no puede quedarse quieto, tan quieto.

hambre de luna, fuego sin cruces,

las caritas desnudas y que canten en la noche,

esta noche moruna el mar es el mismo repetido,

solo cambian el puerto y sus besos con el río.

Vete al mar, la boquita del mundo,

y las olas que no paren,

que no paren un minuto.

Esta canción está incluida en el disco "Mujeres de agua" de Javier Limón y la traigo hasta aquí porque me parece que es un homenaje y un canto a la libertad, de la que no disfrutan esas mujeres, en muchos de los países que unen las aguas del Mar Mediterraneo.

3 comentarios:

Sito dijo...

Hermosa cancion . Emociona.
Me gusta mucho el blog. Ya me declaro un fiel seguidor.
Saludos cordiales.

Henar dijo...

Una canción bonita, no la conocía. Saludos

Carmen y Alfonso dijo...

Una canción preciosa, desconocía por completo su existencia.
Gracias por compartirla.