miércoles, 16 de junio de 2010

SAN VICENTE DE LA BARQUERA



La Villa Marinera de San Vicente de la Barquera, está de aniversario al cumplirse 800 años de la concesion de los fueros por el Rey Alfonso VIII en 1210, dándole jurisdicción marítima sobre el tramo de costa comprendido entre Punta Ballota y la tierra de Llanes, formó parte de la Merindad de las Asturias de Santillana.

Otro momento histórico para la villa fue la llegada de Carlos I en 1517, quien descansó en San Vicente antes de coronarse emperador.
Tuvo una intensa actividad pesquera en la Baja Edad Media, y su cofradia de pescadores ya tenía ordenanzas a comienzos del siglo XIV. Desde finales del mismo siglo contaba con una estimable flota de un tipo de barcos propio, las "Chalupas de San Vicente"con la que navegaban entre el mar de Irlanda y las Canarias. Un importante contingente de esta flota participó en el segundo viaje colombino, colonizando la isla de La Española.

Tiene la villa un rico y bien cuidado patrimonio arquitectónico. Por estas empinadas escaleras o bien pasando por debajo del arco de la foto de abajo se accede al casco antiguo, conocido como Puebla Vieja, que data del medievo y ha sido declarado conjunto histórico-artístico y conserva monumentos interesantes de visitar.


La Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles se comenzó a construir en el siglo XIII, y terminada en el siglo XVI. De grandes dimensiones, es un claro ejemplo del gótico, con su torreón medieval y dos puertas de estilo románico, guarda en su interior los sepulcros de la familia Corro, de la que formaba parte el Inquisidor de la villa Antonio del Corro.

El castillo original data del siglo VIII, y aunque ha sufrido varias reformas, aún conserva parte de la muralla que rodeaba esta ciudadela, así como las puertas que daban paso a los peregrinos en el Camino de Santiago. El castillo está abierto al publico como centro cultural, donde se celebran numerosas exposiciones y guarda en su interior un museo de la historia local.

No defraudan a los ojos de los visitantes las vistas que desde las murallas del castillo tienen de la villa, su ría y su marisma, con una rica y variada vegetacion y una abundante fauna de aves acuáticas.
Los puentes son otra de las características del lugar. Famoso es el Puente de la Maza, que data del siglo XV, con más de treinta ojos sobre la ría, con arraigada tradición marinera en la villa, donde las gentes que se hacían a la mar le dedicaban un saludo antes de partir.


Es grande la devoción de esta villa a su Virgen de la Barquera, a la que honra cada año en el mes de abril en la tradicional Fiesta de la Folía, de gran afluencia turística y declarada de Interés Turístico Nacional

Bajo los arcos de estas calles de marcado carácter marinero, se pueden degustar en cualquiera de sus numerosos restaurantes, platos de su rica gastronomía basada en los productos de la mar. Destacando el "sorropotún", potaje típico de los pescadores, sin olvidar los magníficos pescados y mariscos del Cantábrico.

La bella estampa de la ría salpicada de barcos de pesca y con Los Picos de Europa como fondo, hacen que a nadie deje indiferente la visita a San Vicente, y menos este año que está de celebración con una variada programación de actos, exposiciones y festejos.

2 comentarios:

El Chalero Solitario dijo...

Mis abuelos paternos eran oriundos de Galicia; a fines del siglo XIX se vinieron a la Argentina. Para mí es muy emocionante ver esas fotos, esos lugares. Me da una especie de nostalgia ajena; no sé bien cómo explicarlo. Tal vez sean los genes. Felicitaciones por el blog y volveré a menuda para meter las narices y curiosear. Saludos desde la argentina, El Chalero Solitario.

El tejon dijo...

Como colaborador de este blog, nos alegra que te guste y agradecemos tu visita y tus palabras. Pasate cuando quieras.
Tambien estamos en Facebook.
Un saludo.